""

¡Así es! ¡Ya volví!

Un año después de haber borrado mi amado blog, con esta misma dirección (y con ello, haber hecho llorar al niño Dios), heme de vuelta, mis estimados, escasos y nunca bien ponderados lectores. Sé que me extrañaban, no lo nieguen, juar juar juar.

¿A qué viene el pretender ser leído de nuevo, si la primera vez no funcionó? La verdad no sé. Escribir puede llegar a convertirse en una necesidad imperiosa, y más cuando se entra a un mercado laboral que no satisface nada, nada. Cuando se ha establecido una relación sentimental que, aunque satisfactoria, necesita válvulas de escape para evitar explotar después de madrugadas de reclamaciones que no llevan mas que a muertos revivientes. Cuando se descubre que la familia no proporciona la protección que los comerciales de Corn Flakes ponderan. Cuando se descubre que la amistad, si bien existente, no resulta mas que en entidades que van y vienen al correr de los meses.

He allí el vacío que no puede ser llenado por redes sociales tan inanes como Tagged, Multiply, Facebook... sitios donde no importa tanto qué se diga, sino qué se exhiba. Y muchas veces, lo que se exhibe es más falso que un billete de quince euros con paisajes de Michoacán.

¿Necesario? Tal vez no al nivel de una necesidad biológica básica, pero cuando no se tiene a quien pueda escucharnos sin tener que interrumpir cada cinco vocablos, el blog recupera su protagonismo inicial. Gracias, mi querido blog. Nunca más intentaré aniquilarte de tan fea forma.

O tal vez sí. No lo sé.

He dicho (de nuevo).

2 Comentarios hasta ahora.

  1. Anónimo says:

    Que bueno q vuelves a escribir, aqui tendras un seguro lector

  2. Maestro Efectivo says:

    Ya ero justo que regresaras a las ondas de la "escribida". Nomás me acuerdo hace algunos ayeres que quise leer tu blog y ya no estaba ¬¬

    No le vuelvas a dar matarile, al menos no sin una buena razón (como, por ejemplo, que los carnalitos de Little Boy y Fat Man hagan una visita inesperada a México por encargo de su Tio Sam)

    Yo creo que sí tienes algo que aportar al mundo blogístico con tu singular manera de escribir. Voy a seguir dándome mis vueltas por acá.