""

Cerdo / no me llamen cerdo.

O bueno, sí. Porque, hoy por hoy, soy un marranazo, mano.

Si bien estoy retomando mi otrora saludable estilo de vida (o al menos de alimentación), como que siempre sí hace lo suyo medio año de sedentarismo y de tragazón de gusgueras. ¿Por la mañana? Zas, que llega la juguera y ps como vende "changüiches" bien ricos, va uno. Y luego a comerme lo que me traje de la casa para desayunar (lo que sea que traiga, eso ustedes no tienen por qué saberlo). Y ándale, que de rato llega la doñita de los pays y la gelatina. Chanfle, y tan regüenos, ande pues, déjeme un flan y un pay de piña, pa' que no diga.

Más después, ah chispas, ya es hora de comer (tampoco les importa qué me zampo en ese rato). Y luego de una hora, como que se antojan unos Doritos/Cheetos/Crujitos/la-fritura-que-sea con una Coca (Zero, por supuesto). Y ya para salir de trabajar, vamos por unos cacahuates Mafer, al cabo que los tuestan sin aceite. ¿Y si de una vez compro un Gansito?

Llegando a la casa de mi hacendosa y desprendida noviecita, lo que me quiera dar de cenar (aunque mi sacrosanta y benemérita madre diga que soy un gorrón por andar comiendo en casas ajenas): enchiladas/chilaquiles/pescado/cordero/tortas/comida china. Puff, muy bueno todo, gracias corazón, mua mua. Te veo mañana.

Una vez en mi hogar, a ver qué encuentro en el refri. Vengan las quesadillas, unos frijolitos refritos con queso y un bolillito, la pizza que no se acabaron las sobrinas a mediodía, un tubo de galletas... ya sabes, algo ligero. Igual y hasta una liebre.

Y luego me extraña haber subido cerca de 14 kilos, de los cuales ya llevo uno menos. Yupi Yupi.

Snif, extraño a este guapo atleta correlón cuando me veo al espejo.

Y no, no pongo foto del "Después" pa' que se rían de mi infortunio. Me avergüenza cómo salgo en las fotos después de tan trágica mutación. Aunque bueno, mi hórrida metamorfosis no se compara a aquella que sufrí cuando llegué hasta los 94 kg de poder cuando tenía 17 años (ahorita ando en los 89 kg). Hasta yo sé mis límites después de eso.

Probablemente pronto pueda ser digno de ser visto de nuevo en tomas estáticas. Mientras tanto, es todo por hoy.

He dicho.

3 Comentarios hasta ahora.

  1. Remo says:

    Ja,ja,ja, creo que llegué aquí por accidente.

    En fin, si lo que quiere es bajar de peso, pues el ejercicio es la mejor opción, ya que puede continuar comiendo lo mismo, pero estará gastando calorías.

    Saludos ejercitados.

    El Zórpilo.

  2. Maestro Efectivo says:

    ¿Cómo es que las has olvidado? Esas rutinas profesionales de ejercicio que el maestro JAGS amablemente mostró uno de esos dias de peda (disque) en tu casa con ese aparato tuyo para desinflar llantas... ¡ah que tiempos aquellos!, snif.

  3. fili... says:

    buen amigo... gusto saver que nuevamente expondra su vida a toda la manada que entre en este sitio y asi entretener y aprender de lo que no hay que acer gracias a que experimentaremos en cabeza ajena jejej... creo que es todo lo que tengo que decir asta ahora, muy buenas entradas asta aorita , siga asi, ( valla q si tenias algo que escribir) bueno me despido no sin antes advertir que tendra continuamente un no muy buen comentario de vos...