""

Mi nombre es Danielov y soy cocainómano

Sí, soy cocainómano porque de un tiempo acá le estoy entrando con fe a la Cocacola Zero (¡jo jo jo, cayeron, cayeron!).

Es algo extraño. Para quienes más o menos me conocen, sabrán que usualmente yo no era muy dado al consumo de bebidas carbonatadas. Por alláaa a las tropecientas me andaba comprando un agua mineral. No soy fanático de los sabores dulces salvo raras ocasiones, y siempre sentía sed nuevamente a los pocos minutos de beber un refresco. Por ello mi aversión a éstos, ni siquiera acompañando bebidas alcohólicas (de las que me he ido alejando poco a poco, de cualquier manera; me estoy convirtiendo en una nena al tomar).

Pero desde hace unas dos semanas, se ha vuelto una rutina constante ir a comprar una Coca Zero a media tarde. Diariamente. Incluso la semana pasada me animé a comprar una lata de Dr Pepper Diet en Comercial Mexicana (craso error, el bebedizo sabía a jarabe incluso más intensamente que la Chiva Cola).

En lo que va de esta semana, además de las susodichas "aguas negras del capitalismo -cero azúcar-", también he empezado a tupirle chidín al Sprite Zero y Manzana Lift Zero. Ayer fueron DOS refrescos entre estas opciones. Dos. Para mí, que bebía agua a todas aguas como si fuera un remedio.

Incluso hoy, mi patrón llegó con refrescos para todos. ¿Cómo alejarme del vicio en estas condiciones?

Creo que soy un adicto. Sigh.

Si saben de lugares donde me puedan ayudar con este problema, favor de avisarme. Agradezco su atención.

Ah, y por cierto, para quienes crean que no se pueden publicar más de dos comentarios: no sean mensos, ya noté que en cuanto ven uno o dos comments subidos se retraen de escribir su sarta de mariguanadas, pero neta que Blogger no limita el número de participaciones (hasta donde sé).

Me retiro. Me están pidiendo que interrumpa mi hora de comer para ponerme a sacar negativos y tarjetas. Saludos a todos.

2 Comentarios hasta ahora.

  1. msh¡¡¡ yo dejé ese vicio, es cuestióin de actitud (H), pues... yo me tuve que aguantar, y en vez de comprar un refresco me compraba mis aguitas en botella, eso me ponia algo anciosa, y me compraba otyra y otra y otra, e iba irregularmente al sanitario jajaja, pero despues de almenos una semana sin refrescos cuando prové una coca otra vez me dió sed, y luego llené muy rápido, sentia que quería mas pero no podía, la boca se queda seca, pegajosa, la lengua con cara de que (¿eso es todo we?) jajaj y así terminé con mi vicio, si quieres ponerle algo de emoción.. puedes buscar esas masrcas en las que te ganas autos¡¡ o cosas así, :D

    saludos

  2. pd: disculpa las letras extras esque escribí muy rápido jaja