""

En el cuarto oscuro

Muchos de ustedes amigos han de saber lo que es un cuarto oscuro. Bueno, igual y si son de estas generaciones mothernas que no conocieron la foto análoga y pa' todo sacan su cámara de chorrocientos mil tropecientos megapíxeles, o bien su SmatPhone con cámara, pos' ya no supieron de qué rediantres estoy hablando.

Un cuarto oscuro es un cuarto al que se le saca toda la luz al vacío. Así, se puede aprovechar que ahora está relleno de oscuridad para revelar fotografías o negativos. Ya saben, negativos; esas tiras plásticas cafesosas con hartos agujeritos a los lados para que un carrete la pase en las cámaras que usábamos nosotros, los antiguos que ahora tenemos más de veintidós años. A partir de esos negativos, se sacaban las impresiones positivas de las fotos. Es en serio, no se rían.

Bueno, aunque en mi trabajo no se hace proceso fotográfico, sí se siguen sacando negativos bajo el mismo principio. Nomás que éstos son unas peliculononas plásticas de 46 cm de ancho por lo que dé el trabajo de largo. Esos negativos se emplean para grabar las placas de offset con las que imprimen en el taller de esta imprentucha dejada de la mano de Dios todopoderoso.

Filmadora Lino estándar. Muy similar a la que tenemos acá, nomás que la nuestra está más golpeada, ancha y amarilla.

Como les decía, para que la emulsión de estos negativos no se vele con la luz, la filmadora se pone en un cuarto en el que uno pueda correr a patadas la luminosidad. Una vez que se ha filmado la chamba y se rellenó el cuarto de penumbra, saca uno el cartucho de película para meterlo a revelar. De todos modos, la reveladora está sellada, entonces la luz ya no puede entrar de metiche a quemar nuestro trabajo hasta que se reveló, fijó y lavó correctamente.

Hecha esta aclaración, ¿para qué más usarían ustedes un cuarto en completa oscuridad, además de este proceso fotoquímico? ¿Eh? ¿Eh?

...

...

¡Claro! Lo más sensato es dormir en él siempre que haya oportunidad.

¿No es reconfortante que la empresa donde uno labora brinde estas facilidades a sus empleados? No todo podría ser partirse el lomo, no señor. Por eso, siempre que puedo y tengo sueño (casi diario) me meto a hurtadillas a ese anexo para echarme mi pestañita.

Años de experiencia en la universidad durmiendo sobre un restirador, en el piso, juntando dos sillas como catre o con la cara sobre los molletes de la cafetería me han preparado para dormir en cualquier posición. Cuando estoy más cansado y tengo más tiempo para dormir, aplico el Borrachazo: toda mi larga humanidad tendida sobre el piso, con nada más que un paquete de papel como almohada. Si nomás es un cabeceo leve, me siento en la silla del escritorio de la computadora desde la que controlamos el flujo de negativos, recargo los pies en el escritorio, cruzo los brazos sobre mi panza chelera y cierro los ojos.

Chispas, nomás de acordarme me dan ganas de dormir. ¿Gustan? Nos vemos a la que sigue. De rato.

UPDATE:
Bueno, obviamente no tengo fotos que evidencien mi haraganería oficinil a la hora del descanso, pero recién recordé que hay unan foto que fácilmente puede ilustrar el punto:

Viejillo borracho que azotó a la entrada del taller de la imprenta donde trabajo. Agosto 2010.

¿Ven? No soy el único. Hay muchos más de mi especie. Jejejeje.

7 Comentarios hasta ahora.

  1. ¿Cómo? ¿Soy el primero de nuevo? Es por demás. Y eso que le dije a la enferma de Pecesita que comentara... (es en serio, está malita).

    Yo bien puedo dormir en lugares completamente iluminados, no sé por qué.¬¬ Pero para usted es genial.
    Hablando de fotografías, bien quedaría una foto de su borrachazo en ese cuartucho ¿no? Revelaría su verdadera personalidad (jejeje, "revelar")

    Luego me ve. Chao.

  2. Ay no pero es que dormir con un poco de luz es la muerte, yo duermo en un cuarto completamente oscuro no me veo ni yo jajaja


    Saludos.

  3. Khristi says:

    Qué daría yo por poder darme ese lujo en la oficina... :(

    Qué bien que tú sí puedes.

  4. Pff... no te regañaré por dormir tan tranquila y despreocupadamente, sólo porque ya tengo mi coche (un fabuloso Mini Cooper color rojo cereza, hermoso). Te confieso que no he podido dormir en toda esta semana gracias a la escuela. Nu se vale! Tu duermes en el trabajo y agusto y yo todavía tengo que "dormirme sobre los molletes" (citándote).

    Ya quiero terminar la escuela!
    Buena entrada :)

  5. wey creí que tu eras el de la foto aaajajaajjajajajajajaj

  6. ese borracho no es de acá del defectuoso DF?

  7. Danielov says:

    Bueno, pasó un rato para ver comentarios, pero ahí va.

    Pith Zahot: Le debo la foto de mi propio borrachazo. Sé que usted puede dormir en toda posición y situación de luz imaginable. Lo he pillado dormido, sentado, mientras hace al cuento de que lee. Desmiéntame, ande.

    Malquerida: Lo sé. En casa, cuando puedo dormir por la tarde, me tengo que tapar la cara con una almohada. Mi chica me regaló un antifaz para dormir, pero me aprieta en mi tatemota.

    Khristi: Para eso puedes disponer también de los lockers de intendencia. Comprobado.

    Pecesita: Pues sí da un aire parecido, pero nada que ver. Primero llegó pidiendo limosna pa' sostener a su familia, y de ratillo azotó allí. Yo solamente documenté.

    Mademoiselle: No, hace rato que no voy al DF. Ya no tengo mucho contexto de la fauna catarrina de allá.

    Saludos a todos.