""

Perseguido por la ley/ Todos se toman a sí mismos demasiado en serio II

Sí, sé que de repente he abandonado un poco este lugar. Entre que ahora hago yo solo el trabajo que no hacíamos dos diseñadores juntos y que en mi tiempo libre me pongo a procrastinar en Facebook, ya no he escrito todo lo escribible, tal como reté a Pith Zahot en su momento.

Pero entrando en tema; ahora que están empezando a calar los airecitos otoño-invernales, obviamente he empezado a abrigarme más. Ayer traje a la chamba un gorrito negro de lana que tengo desde hace unos ocho años, el cual me hizo recordar una chocoaventura acaecida hará cosa de un año.

Sé que fue hace casi un año porque recuerdo que ese día me acababan de entregar el aguinaldo, así que regresé a casa más paranoide de lo usual con mi dinero en el bolsillo oculto en el fondo de mi mochila. Vestía una chamarra negra con vivos grises a lo largo de las mangas, y haciendo juego, mi gorrito negro.

Estaba por llegar a mi casa cuando, andando junto a mí y en sentido contrario, me empezó a conejear una camioneta de la policía municipal. Caminaba a mi misma velocidad, a la vez que escuchaba yo que en la radio de la unidad algo mencionaban sobre un tipo con mochila, chamarra y gorro negros que estaban buscando por el rumbo. ¡Cáspita! ¿Pues ahora qué había hecho? ¿O con quién me estarían confundiendo?

Para no hacerla cansada, la camioneta se me cerró, se bajaron los tiras y me interrogaron: -¿Hacia ónde se dirige, joven? -Nooo, ps yo voy pa' mi casa; mire, vivo aquí a 20 metros, en la casa esa de amarillo con reja blanca. -Eeei... pérmitanos revisar su mochila.- ¡En la torre, y yo con mis dineros en ella!

Entonces, para que no se pusieran a hurgar donde estaba mi oro, les entregué la mochila abierta por la bolsa principal y las bolsas laterales. Hurgaron en los sitios que les dejé abiertos, se disculparon, me dieron las buenas noches y se largaron. No sé si de veras tendré pinta de malandrín, pero a los ojos de estos Señores Justicia creo que les evoqué esta imagen:

¿Y qué; a la próxima me va peor, como diría el Botija?


Y ya me había pasado algo más o menos similar meses antes, pero esa vez por andar corriendo como gamo por un estacionamiento... vestido de traje y corbata. Seguro pensaron que era una especie de mininarco o eso. ¿De veras me veo tan criminal?

Veamos qué nuevas peripecias me aguardan en estos inviernos. Les dije.

*****

Aaah, y nomás como epílogo curioso: el señor aquel del cual hice reseña de su libro ya me contestó en los comments de esa entrada. Originalmente pensaba dedicar un post completo al respecto, pero la verdad qué flojera enzarzarme en discusiones bizantinas.

Ahí si gustan, pueden leer su comentario al respecto. Solo me queda preguntarme al respecto: ¿cuál es la "retórica barata"? ¿Dónde puedo conseguir una más cara? Ese lugar común de adjetivar algo como "barato" buscando restarle valor (sin explicar qué es lo que le resta valor) nomás nunca lo he entendido.

Ahora, si entendemos como "retórica" a la disciplina de la persuasión, ¿yo de qué querría persuadir a los escasísimos lectores de este blog? ¿De que compraran el libro, o de que no lo compraran? ¿De que el autor tenía oficio o no? Únicamente externé una opinión acerca de la obra íntegra (no del autor en sí mismo ni nada parecido, que luego se toman todo personal), no resultando ser un panfleto de desprestigio; como si de veras me siguiera tanta gente para hacer mella en su target (mercado meta). Si vamos a hablar de retórica, primero entendamos qué es ésta.

Y ya. Creo que claramente se puede deducir quién echó las tripas por delante y quién buscó hacer un análisis calmado de un libro que, por lo demás (y como lo plantee originalmente) me pareció grato leer. ¿No hasta Novak me preguntó si podía escanearlo para pasárselo, dejando ver que le había interesado? Lo demás se los dejo a ustedes.

Si ya se me hacía raro que no pasara por acá este camarada... Creo he perdido a un cliente. /:|

Y ya. A hacer corajes a otro lado. A su propio blog, por ejemplo. De rato.

******

UPDATE (o ACTUALIZACIÓN, por si no capizcamos pikinglish):

El agarre previo me recordó la reseña que hizo Ego de la presentación de su libro. Él SÍ lo tomó con mejor talante, por lo que se ve:














En fin... *sigh*

8 Comentarios hasta ahora.

  1. Khristi says:

    Ándele, ya lo regañaron... yo me pregunto cómo se enteró del blog. ¿Te estará espiando? Jajaja

  2. Ten cuidado con los policías que ya se viene diciembre y andarán más perros que de costumbre.

    Y sobre el autor del libro, ¿creés que merezca hacerle otro post?.


    Saludines.

  3. Caramba, qué azotado este señor. Yo la sentí como crítica en buen plan, hasta la releí y no le hallo nada personal, pero bueno. Ahora hasta resulta que despedazó la ética profecional al publicar los diálogos sostenidos con él... pus ni que fuera un psicoanalista, edá?

    De veritas que usted tiene facha de malandrín, no más que de los que se roban unos pingüinos de la tiendita de la esquina.¬¬ A lo mejor los policías traían hambre y querían ver si traía algo en su mochilita pa comer. Como sea, para la otra "protéjase, protéjase, protéjase..."

  4. Hermano, hermano!! Ya extraño molestarlo todo el día en el messenger... (snif, snif). Ya hasta restauré el sistema a una fecha anterior y no jala, no jala! Por el amor de Deus...!

  5. Danielov huyendo de patruyas. Y yo que creía que eras un nerd.

  6. UMBRAL says:

    jajajaaa que fácil pierde lo culto un individuo con poca tolerancia, me reí mucho amigo.

  7. UMBRAL says:

    jajajaaa que fácil pierde lo culto un individuo con poca tolerancia, me reí mucho amigo.

  8. Danielov says:

    Khristi: Pues creo que se debió googlear para ver qué encontraba respecto a su libro. Cosa muy común hoy día, por cierto; yo lo hago una vez al mes.

    Malquerida: Felizmente, el citado autor ya vino a verme para resolver estos asuntos, quedando en paces. Si hablando se entiende la gente, caramba...

    Pith Zahot: Pues la verdad luego me quedé pensando y creo que sí me pasé de rosca dando santo y seña de cómo conocía yo al señor, detalles innecesarios para una reseña. En ese aspecto, tiene razón este amigo. En cuanto al Messenger, yo diría que comprara otra PC, pero si no puede ni comprarse una coca...

    Pecesita: ¿Y quién dice que a los nerds no los puede perseguir la justicia? Pregúntale a Bill Gates por qué lo detuvieron cuando era joven y pobre.

    Umbral: Pues fácilmente cualquiera puede dejarse llevar por una cabeza caliente; hasta yo, que por mi volumen craneal, mi cabeza tarda más en calentarse. De buenas que ya todo se arregló.

    Gracias a todos por comentar. Ya pronto habrá nuevos temas. De rato.