""

Historia de un amor II

(NOTA: para referencias previas a esta entrada, favor de consultar esta otra)

Contábales hace casi año y medio, estimados contertulios, que había yo conocido a una jovencita gracias a la fortuita intervención de unos amigos. Un detalle que ya no recordaba y que ella hace poco me contó es que esa vez yo le pagué el frapuccino. Debí estar muy dineroso, porque ahora que trabajo rara vez disparo; ni en defensa propia...

El asunto había quedado así. Aunque tenía su número de celular, no hice mucho por mantenernos en contacto, como buen haragán que soy; ello, junto con mi para entonces nuevo temor a que me tomaran por un acosador si estaba insiste e insiste en hablar a la gente por teléfono -consultar motivos de trauma en 3er párrafo de entrada previa de esta serie-. Además, el hecho de que ella viviera a 40 minutos de la ciudad (no tan lejos, pero ya era necesario tomar autobús guajolotero para llegar a su aldea) hacía que mi flojera me ganara.

De cualquier forma, no pasó mucho tiempo para volver a saber de ella. Después de dos o tres semanas, la vi de nuevo en un congreso regional en el que coincidimos... y en el que los mismos amigos que me la presentaron me dijeron que ahí estaba.

Nos vimos, nos saludamos y estuvimos conversando. Lo que a ella le pareció interesante es que, habiéndonos visto solamente una vez, yo recordara perfectamente su nombre y de lo que estuvimos conversando la vez anterior. Ya saben, mi manía de memorizar datos que hace que ahora todos me tomen por viejito chocho. Y la causa de que, teniendo en mi mente más datos de los que puedo manejar, de repente desvaríe en ondas que ni vienen al caso. Por eso ya estoy realizando limpieza de disco duro...

Pero divago (ah, ¿en serio?). Les decía que volvimos a encontrarnos y, ese fin de semana, nos fuimos con los mismos cuates a cenar a un restaurant medio-medio en la zona Centro. Algo estábamos festejándole a otra amiga, que ni recuerdo quién era ni qué le festejábamos (¿ven cómo es efectiva la limpieza de disco?). Terminando, la fuimos a entregar a casa de sus tíos, que era con quienes se quedaba al venir a la ciudad, algo entrada la noche. Esa vez, para que el tío no la regañara, me puse a contar un chiste bobo para romper el hielo y que no se enojara. Creo que lo conseguí.

En el transcurso de los meses, nuestro trato siguió la misma dinámica: nos juntábamos a salir con los camaradas cuando venía a la ciudad, y a veces le mandaba mensajes para tenerla al tanto de las novedades. Para entonces, yo ya sabía que el otro amigo con quien me conoció le simpatizaba, y según me había dicho este tipín, el sentimiento era mutuo. Así, aunque a mí también me empezaba a parecer guapetona y agradable, como buen caballero que soy dejé que se hicieran la luchita entre sí.

Obvio, como patancillo que era este chavo (digo ERA, porque ya medio se regeneró), cuando ya había volado a la susodicha fémina, se echó pa'trás que porque no estaba listo para una relación por el momento y shalalá. ¿Quién creen que salió entonces al quite para darle consuelo a la pobre chica? ¿Eh? =D

Continuará...

8 Comentarios hasta ahora.

  1. Danielov says:

    ¿Cómo? No entendí la pregunta. ¿Yo qué? XD

  2. ¡Que tú fuíste el que salió como caballero valiente con la damisela en apuros! Jajaja, linda historia, me gustan tus comentarios intermedios.

    Au revoir
    -Alchemist-

    P.D. Sorry adoro el francés.

  3. caramba, ya había preparado y comentado mi comentario, pero mi amigo blog se encargó de presentarme un error en lugar de mi diarrea mental. tons solo permítame felicitarle. Y preguntarle: ¿tardará otro año y medio pa que nos cuente el resto? ¿volverá a aparecer el güerito ese que pretendía robarle a la chica(a carai, ¿quién dijo que era güero? a no, ps yo lo inferí, dado que lo conozco XD)?

    Ta güeno, cuéntenos pronto lo demás

  4. Khristi says:

    Aaawww... espero que haya más de esta historia!!

  5. Preguntaste: ¿Quién creen que salió entonces al quite a darle consuelo a la pobre chica?

    Yo pregunto: Si tu fuiste el valiente.

  6. Danielov says:

    Gracias por la aclaración. Sí, creo que Alchemist salió más viva que yo, que luego luego entendió, y ya con su comentario entendí.

    ¡Saludos!

  7. ¡Yeiii! soy de buen entendimiento, jajajaja.

    Atte.
    -Alchemist-